El Taller de Música del Manicomio Nacional de Colombia, presenta: Meridian Brothers

Por Oscar Adad

A veces se pierde la esperanza de escuchar agrupaciones que sorprendan, que tomen riesgos, que se metan a nuestros oídos y arranquen esa sonrisa que significa que serán entrañables y recordadas de por vida. Sin embargo, la música generalmente ocurre en el sitio menos pensado. El Festival Poesía en Voz Alta, en su edición de 2010, presentó –entre otras cosas- a los colombianos Meridian Brothers, banda que se acerca más a un taller de música de algún manicomio que a un grupo convencional.

Si, Meridian Brothers es un colectivo que funciona bajo la premisa de la intersección de los estilos y la desfachatez sonora. No tiene reparo en conjuntar -y es aquí la médula de su trabajo- la escuela de la música contemporánea y electroacústica con músicas populares y de tradición oral, como el vallenato y la cumbia de su país, además de incorporar a la fiesta otros estilos como el rock y el pop.

Con una sólida formación en diferentes áreas del sonido, estos colombianos llevan al escucha por la cuerda floja. Lo saben bien y gozan con ello. Esta música se va descubriendo como una realidad paralela donde todo es terreno inestable y, al mismo tiempo, con referentes muy claros de donde asirse. Pero no canten victoria, esa sensación de perder el equilibrio y caer al vacío es la constante.

Conformado por Eblis Álvarez (dirección, voz, guitarra y electrónica), Alejandro Forero (electrónica), Damián Ponce de León (batería y electrónica), María Angélica Valencia (clarinete, glokenspiel, y sintetizador), César Quevedo (bajo) y Mauricio Alexander Báez (ingeniero de audio), Merdian Brothers está en la Ciudad de México para ofrecer su último concierto este viernes a las 22:00 en Casa Hilvana.

Foto: Carolina Pardo

Eblis, Meridian Brothers me llama mucho la atención, sobre todo, por el juego entre el mundo de la música contemporánea con el de la música popular. ¿Cómo surge la idea de crear un grupo con estas características tomando en cuenta tu formación dentro de la música clásica, contemporánea y electroacústica?

La banda nace por un cuestionamiento a lo que pasa dentro de la música en la que fui educado. Hace 100 o 150 años, esta música era para la gente, los compositores trabajaban para el pueblo y la sociedad. Pero he percibido que se ha ido encajonando en las academias, se ha vuelto música universitaria y de gente especializada. Mi teoría de ser músico es comunicarme y pasar un conocimiento a la gente que no lo tiene, y estas técnicas (en Meridian Brothers) están aplicadas a la música para comunicarse con la gente.

¿Has percibido el mismo caso del lado de los músicos de estilos populares?

Puede ser. Que se encajonen en una especie de academia de ellos mismos y su público, y no traten de transgedir estas barreras.

¿Qué tan complejo ha sido el proceso de trabajar con estos tipos de música?

En apariencia es bastante difícil pero realmente no lo es, ya que muchas de las músicas que utilizamos, folclóricas y populares, poseen unos ritmos que son muy interesantes y pueden atraer a un músico académico desde su punto de vista. Nosotros no lo hacemos, nosotros utilizamos los clichés y los incorporamos a toda esta cantidad de timbres que probablemente vienen de la música electroacústica, pero que al final resulta una mezcla muy interesante. No es tan difícil, pero requiere de cierto tacto.

En Colombia tienen una gran diversidad de músicas: cumbia, vallenato, champeta, bullerengue, etc ¿Qué importancia ha tenido en tu desarrollo como músico el estar cerca de las músicas tradicionales de tu país?

Para mí es lo más importante, de hecho. Cuando estás en otros lugares, que no son tu país, te das cuenta de la identidad que tienes. Pero si a esta identidad se le ve como una cuestión de museo no funciona porque ahora la música es muy universal, y lo que tratamos de hacer es universalizar esas músicas (tradicionales) con lenguajes globales.

Foto: Carolina Pardo

¿En Colombia qué tanta difusión tiene la música tradicional?

Si la hay. Lo que no hay es difusión para trabajos como el de nosotros donde mezclamos esto (música tradicional) con otras cosas. La gente es muy conservadora y tienen dificultad en aceptarnos. Para la música folclórica tradicional hay medios de difusión, a la gente le gusta, baila, hace fiestas, pero lo que hacemos nosotros es un poco más difícil de difundir.

Incluso podría parecer difícil de difundir para todos los públicos: al de la música contemporánea y electroacústica podría parecerle muy “popular”; a los del rock, muy “experimental”, y la lista podría seguir…

Exactamente. Es un poco nuestro reto. Queremos utilizar estas técnicas complejas de la música electroacústica y aplicarlas en la música popular y muchas veces nos sale el tiro por la culata, no nos acepta ni uno ni otro. El reto es crear un canal de comunicación propio para nuestra música, de gente que tiene un trasfondo teórico y académico pero sin querer utilizarlo del todo, sino querer comunicarse desde el punto de vista popular.

Finalmente, Eblis, en México muchas bandas se olvidan de las músicas locales y siguen las tendencias de Europa o EU…

Pues funciona bien dentro de un mercado local, pero dentro de un mercado global ya no porque ya está la gente que hace la música original.

Más información en http://www.meridianbrothers.com http://www.myspace.com/meridianbrothers

One thought on “El Taller de Música del Manicomio Nacional de Colombia, presenta: Meridian Brothers

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s